Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2008

Réquiem In Pace

Imagen
La sombra de los cipreses del cementerio ya no es alargada. Tampoco creen en Dios, estos árboles que han comprobado, -en sus propias “carnes”,- cómo la inmisericorde mano del ser que creó a su imagen y semejanza, se ha cebado con ellos, desvistiéndoles del perenne follaje de cintura para abajo. La sierra ha acabado con ellos: podando ramas, abriéndoles heridas incurables y desfigurando su estilizado porte.¿ Quién ha sido el autor de semejante locura?¿ Quién ha sido el ignorante que ha autorizado la poda de una especie arborícola que no se poda; que nunca se ha podado?. Solo en nuestro pueblo, y gracias a la ignorancia supina se ve semejante desvarío. ¿ Es que antes de cometer tan irreparable atentando no podrían haber tomado el sabio consejo de los expertos, o, en su defecto, de gente con un poco de sentido común?. Estos cipreses centenarios, que han visto pasar generaciones de cucos, con los pies por delante, debajo de su copa han sido desnudados y pelados por los hijos de aquello…

De cerros, lomas y mesas

Imagen
Está el término municipal de Almodóvar del Río, dividido en dos mitades por el río Guadalquivir; que lo recorre de Este a Oeste. La mitad Norte la ocupa en toda su extensión las estribaciones de Sierra Morena. La mitad Sur la conforma un suave relieve de terrazas fluviales, vaguadas o pequeños valles.- abiertos por arroyos que desembocan en el Guadalquivir por su margen izquierda.- y lomas redondeadas por la intensa roturación a la que han sido sometidas durante miles de años, a la que denominamos campiña. Sierra al Norte, campiña al Sur. Separadas por el fértil valle del Guadalquivir son los tres elementos constituyentes de nuestro paisaje y de nuestra orografía. Situado en el extremo Oeste, en la margen derecha del gran río, se encuentra el pueblo de Almodóvar, bajo la sombra del cerro de la Floreta (232 mts).Si ascendemos la ladera de este imponente cerro o mole granítica, y tras abonar religiosamente en taquilla el importe de la entrada a “nuestro castillo”, (excepto los miércoles…

La verdadera historia de Zaida.

Buscando información sobre la vida de Zaida, he encontrado este artículo, publicado enla red, por el estudioso conquense D. Agrimiro Saiz Ordoño, en el que se ilumina suficientemente la azarosa vida de la protagonista de nuestra leyenda.“ La vida de la princesa Zaida no solo está llena de amplias lagunas, como por ejemplo su fecha y lugar de nacimiento, si no que además diversos historiadores manipularon de forma interesada pasajes importantes de su vida, rebatidas posteriormente por otros estudiosos basándose en diversas pruebas escritas, motivando que cualquier intentona de realizar una biografía medianamente completa resulte casi imposible. Su madre es una absoluta desconocida y en lo que respecta a su padre los antiguos cronistas cristianos como Pelayo de Oviedo en el Chronicon Regum Legionensium, la Crónica Najerense, Lucas de Tuy en su Chronicon Mundi, Jiménez de Rada en De rebus Hispaniae, y en la Primera Crónica General afirman que Zaida fué hija de Abenabeth, rey de Sevilla, …