Entradas

Mostrando entradas de junio, 2008

El Derecho de Asonada

Imagen
No ha mucho tiempo, pongamos de 800 a 1000 años, que estábamos inmersos en una época en la que el ser humano era considerado como un propiedad sujeta a la compra-venta. El siervo, que trabajaba los campos del señor feudal, era sujeto de todo tipo de impuestos y tasas que abonaba religiosamente sin rechistar. El titular del señorío era , a veces, dueño de la vida de sus vasallos o siervos y, poseía, la potestad de juzgar a todo aquel que morara dentro de su jurisdicción. Para colmo, podía catar a las doncellas desposadas, mientras el flamante esposo esperaba resignado tras la puerta, en virtud del derecho de pernada. ¡Que tiempos aquellos! Afortunadamente, hoy día, y, aunque seguimos pagando nuestros impuestos puntualmente al señor Estado, abonando algún que otro peaje cuando circulamos por autopistas construidas por otros señores y nos vemos ante el Sr.Juez si atentamos contra los derechos y propiedades de los demás, disfrutamos de un grado de libertad inimaginable para nuestros a…